La estrategia mas poderosa para hacer crecer tu negocio

Introducción

¿Alguna vez te has preguntado porque algunas personas obtienen consistentemente niveles de éxito mucho mas altos que otras?

La razón es básicamente porque tienen una mejor estrategia a nivel filosófico, enfrentan cada situación de una forma totalmente diferente y mas efectiva,  y aunque sus competidores no sean capaces de descifrar esta estrategia, en realidad es una estrategia que cualquiera puede aplicar en su negocio exitosamente simplemente cambiando el enfoque de sus esfuerzos del “PARA MI” hacia el “PARA TI”.

Este cambio de enfoque es la clave de lo que quizá es la estrategia mas poderosa que puedas aplicar en tu negocio (y en tu vida).

Una vez que comiences a utilizarla, SIEMPRE  estarás presente en las mentes, los corazones (y  los bolsillos) de tus clientes.

La estrategia a la que me refiero es conocida como “Estrategia de Preeminencia” y fue desarrollada por Jay Abraham, uno de los mas grandes asesores de negocios y expertos en mercadotecnia  en la actualidad.

Definición

La estrategia de Preeminencia es simplemente la habilidad  de poner siempre las necesidades de tus clientes por delante de las tuyas.

Es una poderosa estrategia que puede transformar tu negocio o carrera. Hace que la gente prefiera hacer negocios contigo en lugar de tus competidores. Te dará una visión  de lo que tus clientes quieren y por qué actúan y reaccionan de varias maneras. Convertirá a tus clientes, literalmente, en amigos para toda la vida. Y fortalecerá tu conexión con todas las personas con las que te asocies.

Además la estrategia de Preeminencia no solo se puede utilizar con nuestros clientes, también aplica para nuestros proveedores e incluso con nuestros propios compañeros de trabajo.

Se enfoca totalmente en cuidar los intereses de “la otra parte”.

Cuando domines esta estrategia el éxito llegará de manera natural.

A continuación veremos una serie de puntos que te explican mas a fondo la esencia de esta estrategia:

Ten un propósito superior

Para poder aplicar la Estrategia de Preeminencia, lo primero que debemos hacer es un cambio a nuestra manera de pensar acerca de porque hacemos lo que hacemos en nuestro negocio.

Primero, necesitamos reconocer que la esencia o el propósito de nuestro negocio no es en primera instancia la generación riqueza.

Debemos entender que hacemos lo que hacemos no solo para generar dinero, sino  porque a través de nuestros talentos, habilidades y destrezas,  es como podemos colaborar para poder crear un mundo mejor.

En nuestro interior, todos tenemos algo que podemos aportar y que es de gran valor para muchas personas, es nuestra responsabilidad encontrarlo, cultivarlo y hacerlo crecer para poder ofrecerlo al mundo de la mejor manera posible y al limite de nuestras capacidades.

La base de la estrategia es la Empatía

Empatía es la compresión a un profundo nivel y de una manera respetuosa de como se siente “la otra parte”, es decir tu cliente, tu proveedor o incluso tu compañero de trabajo en una determinada situación

La empatia asegura que cuando te comunicas con un cliente , perciba que es sus sentimientos son comprendidos. (sus sueños, esperanzas y necesidades).

La mayoría de la gente piensa: “¿Qué tengo que decir para que la gente compre?”

En vez de eso deberíamos decir: “¿Qué tengo para dar? ¿Qué beneficio tengo para ofrecer? ”

El propósito al aplicar esta estrategia debe ser convertirte en creador o generador de valor. Cuanto más valor ofrezcas a los demás, más valor generarás, no solo para tus clientes sino también para tí,  Cuanto mayor sea la contribución que puedas hacer a la riqueza de sus vidas, cuanto más éxito tengan tus clientes, más unido estarás a ellos y ellos contigo y mayor será tu éxito.

No son solo Clientes, son Tus Clientes

Al utilizar esta estrategia debemos cambiar nuestra manera de pensar acerca de nuestros clientes.

Un Cliente no debe ser alguien que solo nos compra un producto o servicio, un Cliente es alguien que está bajo nuestra protección.

Al decir que un cliente esta “bajo nuestra protección” significa que no le vendemos un producto o servicio solo para poder obtener el máximo beneficio de una sola vez. Primero debemos comprender y apreciar que es exactamente lo que necesitan nuestros clientes cuando hacen negocios con nosotros, incluso si no pueden explicar claramente ese resultado por sí mismos, es nuestra responsabilidad ayudarlos a encontrarlo.

Una vez que sabemos cual es el resultado final que nuestros clientes necesitan, es nuestra responsabilidad llevarlos a ese resultado y a partir de ahí nos convertimos en su asesores de confianza. Lo cual a su vez los motiva para seguir siendo  nuestros clientes para toda la vida.

Tu función es dar un consejo útil, no es solo  informar

La diferencia entre informar y aconsejar a tu cliente es muy grande, la información por si sola puede no ser completa, concluyente o útil, en cambio un consejo es algo que aporta valor, un consejo que le des a tu cliente debe contener 3 elementos:

  1. Le dice lo que debería de hacer
  2. Le dice como lo debería de hacer y
  3. Le dice porque lo debería hacer

Cuando realmente te preocupas  por el bienestar de tus clientes, no puedes permitirles  que cometan un error si puedes evitarlo, tu éxito depende del de ellos.

Las personas compran beneficios a nivel emocional

Ademas del resultado que tus clientes obtienen con tu producto o servicio  a nivel racional, siempre existe un aspecto que juega un rol de gran importancia en tu cliente, y es el aspecto emocional.

Entre mejor sea el resultado que tu cliente obtenga de tu producto (información previa, atención personal, buen trato, problema resulto, soporte, etc),  mayor sera el impacto positivo a nivel emocional que tendrá tu cliente.

Un cliente que esta feliz con el resultado que le proporcionaste, será un cliente que siempre volverá, incluso si tu oferta no es la mejor en precio.

Esta idea no puede estar mejor representada que en la siguiente frase celebre:

“Tus clientes olvidarán lo que dijiste, olvidarán lo hiciste, pero nunca olvidarán como los hiciste sentir”

Maya Angelou

Comienza a dar valor de inmediato, el dinero llegará

A menos que comprendas cual es el propósito superior de estar en el negocio en el que estás , no podrás comenzar a aprovechar tu verdadero potencial.

Tu  causa o propósito superior no puede ser solamente enriquecerte, de esa manera nunca lo lograrás.

Tu propósito tiene que ver lo que puedes hacer y lo que has hecho por los demás. Enfoca tus esfuerzos en ese sentido y el dinero llegará, te lo aseguro.

Considérate un líder, tu cliente pide ser guiado

Todos hemos vivido la experiencia de ver llegar a un cliente a nuestro negocio, con un problema que requiere solución inmediata,  y del cual no tiene idea de como solucionarlo, y acude con nosotros por primera vez con la esperanza de encontrar la solución.

Ese es el momento mas importante en la relación con nuestro cliente  ya que busca consejo, orientación, tiene esperanza de que lo podamos ayudar,  esta depositando su confianza en nosotros.

Nuestra manera de pensar (y de sentir) en ese momento debe ser única y exclusivamente en dirección hacia su mayor beneficio, ¿cual es la mejor manera en que puedo ayudarlo?, ¿como puedo hacer para que este tranquilo y confíe en mi?

Cuando abordamos la necesidad de nuestro cliente desde esa perspectiva, automáticamente nos convertimos en su guía, en su líder, nosotros conocemos el camino hacia la solución de su problema y debemos transmitirle ese sentimiento de la manera mas clara posible.

Una vez que el cliente reconoce que puede confiar en nosotros para encontrar la solución a su problema, pasa a estar bajo nuestra protección. El confía en nosotros y hará lo que le pidamos, bajo ninguna circunstancia podemos traicionar esa confianza.

Ofrece el resultado final, no los pasos para llegar a él

Tus clientes están buscando como tomar mejores decisiones, quieren resolver sus problemas ya.

Tus clientes necesitan una solución no una estrategia, necesitan que alguien los aconseje, los lleve de la mano y les ayude a resolver sus problemas.

Dale claridad, enfoque y certeza a tu cliente

Es muy importante para tus clientes que puedan definir por ellos mismos sus mas grandes frustraciones, retos y oportunidades. En en la mayoría de los casos no saben como explicar lo que piensan y solo tienen una idea vaga de lo que realmente quieren, es nuestra responsabilidad darles la suficiente claridad haciendo las preguntas necesarias para entender que es lo que quieren.

Para que la estrategia de preeminencia pueda ser aplicada correctamente depende de tu habilidad y disposición de educar a tus clientes acerca de cuales son realmente sus opciones.

Decirles a tus clientes que hacer y no decirles porque deben hacerlo, no les da la confianza de dar el siguiente paso en en camino para llegar a su solución.

Para poner en practica esta estrategia debemos siempre partir de una posición de “esperanza” hacia nuestros clientes y prospectos. Es esta sensación de “esperanza” cuando es percibida por nuestros clientes, la que les da la fuerza, la convicción y el deseo de establecer una relación de lealtad y de largo plazo con nosotros

Conclusión

Bien, pues aquí la tienes, una estrategia tan poderosa que sin duda al aplicarla de una manera autentica, velando siempre por el bienestar de tus clientes,  el éxito de tu negocio estará garantizado.

 

“Tengo una filosofía muy simple sobre la vida. No deberías robarte a ti mismo. Si vas a comprometer tu vida con una empresa, con la creación de riqueza, con la seguridad y el bienestar financiero de tu familia … y si otras personas (tu personal, tu equipo, tus empleados, tus vendedores)  van a comprometer sus vidas contigo, te debes a ti mismo y a todos los demás para obtener los mejores y más altos resultados. Nunca debes aceptar una fracción de los resultados cuando con el mismo esfuerzo o menos, la misma gente o menos, el mismo tiempo o menos, el mismo capital o menos, el mismo costo de oportunidad o menos, puedes entregar mucho más a ti y a los demás actualmente y perpetuamente”

Jay Abraham

 

 

 

Comentarios

Deja un comentario